Con la tecnología de Blogger.

lunes

Metodología: camino de encuentro con el alumnado.

"Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas pero  al tocar un alma humana, sea otra alma humana"
Carl Jung 

La metodología que "sigue" el/la docente para "hacer llegar" al alumnado los contenidos teóricos, prácticos, de profesionalidad es tan o más importante que la programación de los mismos en tanto y en cuanto, nos relacionamos,nos comunicamos y compartimos experiencias pedagógicas profesorado y estudiantes. La programación ha podido ser buena, pero si  el "mensaje no llega", tal vez es necesario, entre otras cosas, revisar los métodos didácticos utilizados.

La palabra "método" proviene del griego "Méthodos", de metá, a lo largo, y odós, camino... Literalmente significa "camino que se recorre"

La clasificación de métodos didácticos es variada.Hay muchas propuestas muy interesantes de diversos autores que señalan distintos nombres según la naturaleza de los fines que se desean alcanzar.

Como en el proceso de enseñanza - aprendizaje que se da en el aula  intervienen docentes y alumnos/as propondremos métodos que resaltan el protagonismo del docente (que busca conseguir los objetivos pedagógicos por parte del alumnado) y métodos que revalorizan el trabajo  de los/las discentes. 

Así, los métodos afirmativos resaltan el valor de la figura del docente que es quien transmite información sin que ésta necesariamente sea conocida o compartida por el alumnado. Ejemplos de este tipo de metodología son el método expositivo y el demostrativo.

Los métodos activos tienen como centro de atención al alumnado, quien reflexiona, participa activamente,investiga, descubre guiado por el docente distintos tipos de aprendizajes. Se trata de una elaboración conjunta entre alumnado y profesorado. En este grupo,  se podrían citar el método interrogativo, por descubrimiento y las técnicas de grupo.

La siguiente infografía  resume  este interesante tema que iremos profundizando en otros posts en los que analizaremos cada método individualmente y propondremos sugerencias para trabajarlos en la formación profesional para el empleo


Es importante resaltar que ningún método es mejor que otro. El sentido lo damos nosotros/as mismos/as como docentes al utilizarlos. El éxito de su aplicación dependerá  de si nos acerca al alumnado y al logro de los objetivos pedagógicos y/o competencias que buscamos trabajar. 


Coevaluar: una mirada complementaria que favorece la participación.

 “La participación de los alumnos en la evaluación puede ser una valiosa oportunidad para motivar, mejorar y consolidar el aprendizaje, favoreciendo así el aprendizaje a lo largo de la vida y para la vida» 
Boud y Falchikov 

Finaliza un curso y con ello, empiezan a oirse palabras como evaluación, calificación, nuevos proyectos …

En el caso de la formación profesional para el empleo, el cierre de cursos, se vincula directamente con despedidas, nostalgia, incertidumbres, proyectos nuevos ante un fin de etapa que inicia otra…

Esta semana finalizo con mi alumnado el curso de Docencia de laformación para el Empleo, y tras la realización de sus prácticas no laborales, quedan las despedidas, la "visualización" de nuevos emprendimientos, y también la autoevaluación y la coevaluación…

¿Qué significa esto de la coevaluación?

Pues la coevaluación nos remite  al camino pedagógico que ha hecho el alumnado, no desde una perspectiva individual, sino desde y en el grupo.

Habitualmente las opciones de heteroevaluación didáctica (evaluación realizada por el docente) “ceden” paso en algunas ocasiones a la autoevaluación de cada  uno de los que participamos en el proceso de enseñanza aprendizaje de una acción formativa. Tal vez,  lo que no es demasiado frecuente, es que el mismo grupo sea “juez y parte” y evalúen su propio proceso y el de los compañeros y compañeras de clase. Así la coevaluación se transforma en una forma de evaluar a través de la cual los discentes son evaluados por otros compañeros y compañeras, sin la intervención  directa del docente quien actúa en todo caso como facilitador y moderador de esta opción de evaluación.

A través de la coevaluación el alumnado consigue feedback de los propios estudiantes compañeros de clase, potenciando así el aprendizaje a través de la retroalimentación que surge a partir de las críticas constructivas, las observaciones personales y los puntos a mejorar y a potenciar.

La coevaluación implica al alumnado en los  propios procesos de aprendizaje, observando los mismos desde una óptica diferente, desde una mirada social, complementaria a la autoevaluación o a la evaluación del docente.

La finalización de un módulo o de un curso, puede ser un momento óptimo para realizar esta práctica coevaluativa donde el conocimiento del grupo, las vivencias, la confianza y la cohesión grupal generada pueden ser factores favorecedores de análisis, detección de puntos fuertes y débiles para mejorar y focalizar en nuevos retos pedagógicos.

Siempre he intentado que en todos los cursos que imparto estén presentes distintas modalidades de evaluación: heteroevaluación, autoevaluación y coevaluación.Coincidiendo con el fin de curso, además de realizar dinámicas de grupo que refuercen los lazos personales y profesionales generados en el equipo, nos coevaluamos "jugando y poniendo los conocimientos, habilidades y actitudes en evidencia". Un juego tradicional que me ayuda a "gamificar" la evaluación y propiciar la "co-reflexión del alumnado" en y de su propio proceso de aprendizaje, es  el juego de la OCA DEL DOCENTE.

Con un tablero similar al de la Oca de toda la vida, sólo que personalizado al curso, utilizo las casillas, adaptadas a la realidad del aula, del curso, a los intereses y aprendizajes adquiridos a lo largo de cada uno de los módulos y unidades formativas. 

Las cuestiones a responder van en tres líneas: teóricas, prácticas y actitudinales o de profesionalidad. 

 Lo bonito y divertido de esta forma de evaluar es que antes del inicio del juego, un representante de cada subgrupo propone y negocia las bases del mismo... se llega a un acuerdo y a partir de ahí, cada subgrupo hace memoria de lo aprendido y "vivenciado" a lo largo del curso.

La opción de "competición colaborativa" favorece la relación, colaboración y recuerdo de todo lo estudiado, pero también de todo lo compartido a nivel de relaciones personales.

Trazar unos criterios previos que aporten objetividad al momento de evaluar, ser consecuentes con la metodología utilizada a lo largo del proceso y tener en cuenta la "madurez" del grupo, los recursos disponibles, la predisposición positiva a su realización pueden hacer de esta práctica evaluativa un momento más de aprendizaje y de interacción grupal.

Terminar el post, AGRADECIENDO,por una parte a mis alumnos y alumnas todo lo vivido en estos meses de continuo aprendizaje y enriquecimiento personal/profesional y por otro, invitando a otros compañeros/as de profesión la implementación de esta forma complementaria de evaluar.

GRACIAS por vuestro tiempo.

El valor de la escucha activa.

"Para saber hablar es preciso saber escuchar"
Plutarco 
 El proceso de comunicación en el aula implica mucho más que  hablar y oír las opiniones, comentarios y apreciaciones de los miembros del grupo. La comunicación didáctica supone mayormente ESCUCHAR, escuchar activamente... 

En tanto y en cuanto sin escucha activa parece que la comunicación sólo queda en la mera información transmitida de unos a otros, es importante recordar el valor de la intencionalidad al escuchar y al comunicar con palabras, gestos, emociones lo que pensamos, lo que sentimos y deseamos compartir. 

Escuchar activamente se transforma en un arte, cuando la intencionalidad del receptor implica un deseo real de "obtener con atención la totalidad del mensaje", interpretando el significado del mismo, lo que denota, lo que connota ese mensaje a la luz de la comunicación  verbal y del lenguaje corporal que ilustra el cómo y el por qué se está diciendo lo que se dice.


Escuchar activamente al alumnado nos ayuda a mejorar nuestro mensaje, intentando adaptarlo a las reales necesidades  e intereses formativos de los discentes.

Teresa Baró, por su parte, resalta el valor de la ESCUCHA ACTIVA en las relaciones personales como en las profesionales, brindándonos ideas de cómo podemos demostrar escucha activa a través de los gestos.


Para finalizar, una infografía con 7 recomendaciones para mejorar la escucha activa.


Y nosotros/as ¿perfeccionamos la escucha activa en nuestra práctica profesional docente?

Gracias por tu tiempo.

Orientación y docencia.


La función orientadora del docente en la formación profesional para el empleo en muchas ocasiones es una de las grandes demandas de muchos alumnos y alumnas que ven  al docente  como alguien a quien consultar sobre la utilidad de los aprendizajes en el mundo laboral, las habilidades para la búsqueda de empleo o mejora de la cualificación, además del consejo sobre itinerarios formativos dentro del propio sector profesional. 

La orientación como práctica organizada y sistemática es una actividad que se inicia a principios del siglo XX, como consecuencia de una suma de aportaciones desde diferentes enfoques técnicos y prácticos. No obstante, en la propia cultura clásica, ya Sócrates, con su método de la Mayeútica o el arte de dar a luz  guiaba  a sus discípulos en el descubrimiento del propio conocimiento...Este filósofo clásico ateniense del siglo V a.C creía que el saber era sinónimo de un nuevo conocimiento al que se llegaba a través del cuestionamiento guiado por parte del maestro al discípulo. La personalización, si se quiere, a las propias necesidades e intereses de la persona, promovían un trabajo conjunto de guía y descubrimiento.

Actualmente la orientación profesional constituye un doble proceso informativo y formativo de la persona, con el fin de poder llevar a cabo la mejor elección de la tarea, la profesión, el empleo, el estudio... Así, la labor del docente como guía en ese proceso de descubrimiento y toma de decisiones puede ser de ayuda a muchos estudiantes que están "configurando" sus propios  itinerarios formativos y/o laborales.


¿Cuál es nuestro rol como docentes en materia de orientación? ¿Ese proceso continuo de "consejo" sólo se puede asociar a dar pautas para la elaboración del CV? Definitivamente, creo que coincidiremos que no, que nuestra labor sin desmerecer y sin dejar de orientar en técnicas para la búsqueda de empleo va más allá de trabajar documentos que ayuden en esa búsqueda. Nuestra labor orientadora puede ayudar a muchos alumnos y alumnas en ese descubrimiento tan importante como necesario antes de iniciar los distintos caminos...Orientar en HABILIDADES, favoreciendo el autoconocimiento y la TOMA DE DECISIONES acordes con la propia realidad,los intereses y las expectativas parece ser nuestro gran reto...¿No os parece?




El proceso evaluativo: momentos de reflexión docente.

"Todos nosotros sabemos algo. Todos nosotros ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre"

Paulo Freire


En otro post comentábamos la importancia de la evaluación en el proceso formativo intentando minimizar las patologías de la misma, tal como manifiesta Miguel Angel Santos Guerra.


Comprobar el punto de llegada para luego compararlo con el de partida, sin perder de vista el proceso de aprendizaje, puede ayudar-nos a realizar las mejoras oportunas, en la metodología, en los objetivos, en la forma misma de evaluar. 


La evaluación implica medir la realidad, valorando distintos elementos de análisis que nos permitirán emitir un juicio para tomar una decisión. ¡Cuántas veces sólo nos centramos en lo negativo, y no en lo positivo, en lo que podemos potenciar en el alumnado y en nuestra propia metodología como docentes!

Personalmente creo que la evaluación es un proceso importante dentro de cualquier acción formativa, y es que no es un hecho aislado que se da en un momento determinado... La evaluación se convierte en un proceso continuo de aprendizaje si lo que queremos es analizar y mejorar nuestra propia práctica profesional docente. Estar atentos a la evaluación de los aprendizajes del alumnado es un dato más a tener en cuenta en la reflexión de nuestra práctica docente

Cuando hablamos de evaluación hablamos de concepto, de momentos, de instrumentos, y también de análisis, planificación y feedback.

En la siguiente infografía podemos sistematizar algunos puntos a tener en cuenta.




Como docentes, tener en cuenta el proceso evaluativo adaptando procedimientos, técnicas e instrumentos que nos permitan medir y valorar distintos tipos de aprendizaje del alumnado también nos aporta reflexión sobre nuestra propia práctica. ¿Nos auto-evaluamos?
  

Imagen generada con Wideo



 

Aviso


Mi reconocimiento a l@s autor@s de los recursos aquí enlazados. Si alguna de las imágenes, dibujos, fotografías o recursos que aparecen en este blog vulneran los derechos de autor, por favor ruego se me comunique y los retiraré inmediatamente.

Mi agradecimiento expreso tanto a los autores de la mayoría de las imágenes/íconos con licencias CC utilizadas en este blog (reseñadas en Pixabay- Unsplash -Flavicon- Freepick )como a los diseñadores de esta plantilla, cuyas señas podéis ver a pie de la misma o en el enlace de bloggertemplates, plantillas gratuitas para blogger (al 11-02-15)

Gracias

Algunos de los temas que te encontrarás navegando por este blog

Accede mediante el código QR

Accede mediante el código QR
Código QR del blog

Licencia

Los contenidos propios de este blog están bajo licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Mª Lourdes Ferrando R. está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional de Creative Commons.

En otros contenidos se citan fuentes (consultar tipo de licencia)

IBSN

IBSN: Internet Blog Serial Number 19-07-22-2015